El Pintor amante de la Naturaleza

El Pintor amante de la Naturaleza

El Pintor amante de la NaturalezaEl Pintor amante de la NaturalezaEl Pintor amante de la Naturaleza

Biografía

Retrato del pintor Manuel Aspillaga. Fuente: Colección Familia Aspillaga

Nace el Pintor

Manuel Aspillaga nació en Santiago el 25 de septiembre de 1870. Hijo del abogado Pedro Nolasco Aspillaga Santander (1837-1880) y Elisa Valenzuela Castillo (1849-1949) se le bautizó con el nombre de -sus abuelos Manuel José Aspillaga Velasco y Manuel Valenzuela Castillo (1822-1889, ambos personajes que participaron activamente de la política del periodo. La familia aumentó cuando en 1872 nace su hermano Pedro Nolasco. Este único hermano murió soltero y sin descendencia. Hubo una tercera hermana, pero murió cuando tenía aproximadamente 10 años[1].

Manuel realizó sus estudios en el Colegio jesuita San Ignacio de Alonso de Ovalle[2], para luego ingresar a la carrera de Derecho[3] en la Universidad de Chile, de la cual egresaría el año 1893. 

Abogado de profesión, fue durante su vida aficionado a la pintura, la botánica y la música, disciplina de la que participó con el aprendizaje del violín. Luego de la muerte de su padre, como hijo mayor, debió hacerse cargo de los numerosos campos de la familia, en Santiago, Pichidegua, Lolol y Tanumé[4].


Imagen: Retrato del pintor Manuel Aspillaga. Fuente: Colección Familia Aspillaga


[1]Entrevista realizada por Hernán Rodríguez Villegas a Sergio Jarpa Yáñez, viudo de Inés Aspillaga Salas, nieta de Manuel Aspillaga Valenzuela, año 2018, Vitacura, Santiago, Chile.

[2]Información entregada por la familia, año 2018.

[3]Entrevista realizada por Hernán Rodríguez Villegas a Sergio Jarpa Yáñez, Op. Cit.

[4]Entrevista realizada por Hernán Rodríguez Villegas a Sergio Jarpa Yáñez, Op. Cit.


Formación

Elisa Valenzuela, madre del pintor. Fuente: Colección Familia Aspillaga

Su familia

Durante su periodo de formación, Aspillaga vivió en la Alameda de las Delicias N°281, vereda norte, frente a la calle de la Maestranza, hoy Portugal. Vivía junto a su madre viuda, Elisa Valenzuela, y a su hermano que, al igual que Manuel, había ingresado a estudiar derecho, carrera de la que se tituló en 1895. 

La familia Aspillaga Valenzuela vivía principalmente de la agricultura. Es decir, de las producciones de sus fundos, entre ellos el de San Gregorio ubicado a las afueras de Santiago[1], el de Pichidegua, que, si bien en un inicio servía como lugar parada de animales y carros en el paso hacia el fundo de Callihue, con el paso del tiempo fue complementándose hasta ser una gran propiedad que heredarán los hermanos Aspillaga Valenzuela. Por otro lado, poseían el campo de Caillihue y otros que finalizaban en la Hacienda Lolol, siendo esta última vendida - en 1893 a don Críspulo Mujica, por lo que no se mantuvo entre los descendientes Aspillaga. Por último, formaba parte de las pertenencias familiares una gran hacienda, herencia de la abuela paterna de la familia apellidada Santander, ubicada en las proximidades de Pichilemu, llamada Tanumé. 

[1]La propiedad se vendió alrededor de 1956-1958 dando origen a la actual población San Gregorio en la comuna de La Granja, en las afueras de Santiago.  


Imagen: Elisa Valenzuela, madre del pintor. Fuente: Colección Familia Aspillaga

Su propia Familia

Raquel Sotomayor Baeza. Fuente: Colección Familia Aspillaga

La familia del abogado pintor: los Aspillaga Sotomayor


Manuel Aspillaga se casó en 1895 con Raquel Sotomayor Baeza, nieta del ministro de Guerra en Campaña durante la Guerra del Pacífico: Rafael Sotomayor. Con ella formará una familia en la que van a nacer cuatro hijos: Pedro (1898-1987), Manuel (1901-1969), Carlos (1902-1967) y Augusto (1914-1969).

Se mudó entonces el artista con su familia, su madre y su hermano (quien se preocupaba de los cuidados de doña Elisa Valenzuela) a una casa de dos pisos y tres patios en la Alameda de las Delicias N°1929.


Imagen: Raquel Sotomayor Baeza. Fuente: Colección Familia Aspillaga

Su personalidad

image1

Una personalidad de amplia cultura: amante de las artes, las letras y las ciencias naturales.

Don Manuel Aspillaga Valenzuela fue un hombre serio, estricto en la educación, austero, ordenado casi al extremo y muy inteligente[1]: una persona completa que puso su pasión en diversos ámbitos que enriquecían su figura. Entre ellos se cuenta la botánica, descubriendo incluso el cactus de Tanumé que lleva su nombre, cactus Aspillaga.

El arte, donde llegó a ser un gran promotor de las obras de sus contemporáneos. 

La música, la literatura y el derecho, carrera que prácticamente no ejerció, pero a la que dedicó años de estudio en un periodo en que esta se constituía como una profesión tradicional que exigía la sociedad chilena.

Siempre muy cercano a la iglesia, al igual que su mujer Raquel, se preocupó durante toda su vida de adorar a Dios a través de los oratorios que poseía en cada casa y que eran complementados en algunos casos con el Santísimo en aquellos momentos en que la familia recibía las visitas de sacerdotes cercanos a ella que iban a misionar en la zona (en el caso de Tanumé)[2].


[1]Entrevista a Carmen María Barros Aspillaga, Op. Cit.

[2]Entrevista a Gonzalo Aspillaga Herrera, Op.Cit.

Sus inicios en la pintura

En el periodo en que, después de recibirse abogado, se hace cargo de los campos de su familia, Aspillaga comienza su formación en las artes pictóricas, dedicándose preferentemente a la pintura al óleo de paisajes y marinas siendo alumno desde 1890 del pintor Enrique Swinburn (1859-1929)[1]. Es aquí cuando el abogado santiaguino comenzará a relacionarse con destacados artistas chilenos  Onofre Jarpa, Enrique Swinburn y Thomas Somerscales, de quienes será amigo y  discípulo, quienes además tendrán una fuerte influencia en su pintura. [2].


[1]Entrevista realizada por Hernán Rodríguez Villegas a Sergio Jarpa Yáñez, Op. Cit.

[2]Museo Nacional de Bellas Artes, Artistas Visuales Chilenos, Manuel Aspillaga en http://www.artistasvisualeschilenos.cl/658/w3-article-39924.html(Consultado el 22/04/2018).

Premios y Distinciones

Imagen: Medalla Premio Certamen Edwards. Fuente: Familia Aspillaga

Premios y reconocimientos artísticos: presencia de Manuel Aspillaga en certámenes y exposiciones

PREMIOS Y DISTINCIONES

1895 Mención Honrosa, sección de Pintura de la Exposición Nacional Artística. Salón de 1895, Santiago, Chile.

1896 Medalla de Segunda Clase en Pintura, sección Pintura, Acuarela y Dibujo de la Exposición Nacional Artística, Santiago, Chile.

1906 Primera Medalla en Pintura, Salón de 1906, Santiago, Chile.

1907 Premio de Paisaje del Certamen Arturo M. Edwards, Santiago, Chile.

1910 Tercera Medalla en Pintura. Exposición Internacional de Santiago. Santiago, Chile


Imagen: Medalla Premio Certamen Edwards. Fuente: Familia Aspillaga

La muerte del pintor

image2

Adios al artista

Mientras se realizaba la Exposición del Cincuentenario en el Museo de Bellas Artes, el lunes 10 de noviembre de 1930 a los 60 años, murió Manuel Aspillaga en su casa de Santiago tras una breve enfermedad[1]. La familia dio aviso de su fallecimiento publicando la noticia de defunción en “El Diario Ilustrado” y en “El Mercurio” de Santiago, informando que se realizaría un funeral privado en el Cementerio General donde sería enterrado el artista en un mausoleo familiar del recinto.


[1]Existe otra versión entregada por Gonzalo Aspillaga que dice que el artista murió como consecuencia del impacto generado por un desastre natural que destruyó la quebrada a la que tanto tiempo le había dedicado en Tanumé. Esto le habría provocado un ataque al corazón que le impediría llegar con vida hasta Santiago, muriendo en la estación de trenes de Alcones, camino al hospital.


Imagen: Retrato de su padre. Fuente: Familia Aspillaga